• Buscarlibros   
portada Para combatir esta era: Consideraciones urgentes contra el fascismo y el humanismo
  • Para combatir esta era: Consideraciones urgentes contra el fascismo y el humanismo
  • Para combatir esta era: Consideraciones urgentes contra el fascismo y el humanismo
  • Para combatir esta era: Consideraciones urgentes contra el fascismo y el humanismo
  • Para combatir esta era: Consideraciones urgentes contra el fascismo y el humanismo
  • Para combatir esta era: Consideraciones urgentes contra el fascismo y el humanismo
  • Para combatir esta era: Consideraciones urgentes contra el fascismo y el humanismo
  • Para combatir esta era: Consideraciones urgentes contra el fascismo y el humanismo

Para combatir esta era: Consideraciones urgentes contra el fascismo y el humanismo

Rob Riemen - Taurus

Sin Comentarios de Clientes. Haz tu el Primero

$ 159

Envío Gratis en la Ciudad de México

Stock Disponible

Si lo compras hoy con envío normal lo recibirás entre el Viernes 01 de Diciembre y el Miércoles 06 de Diciembre.

Descripción:

Gracias a su lucidez y valentía, Albert Camus y Thomas Mann pudieron entender algo que hoy en día muchos politólogos son incapaces de admitir. En 1947, ambos lanzaron una advertencia: la guerra ha terminado, pero el fascismo no fue vencido. Aunque se demore algunas décadas, volverá otra vez. No lo reconoceremos por sus ideas, pues el fascismo no tiene ninguna, pero sí por sus acciones y su política. Una política del resentimiento, el miedo ...

Continuar Leyendo
Detalle Producto
Descripción

Gracias a su lucidez y valentía, Albert Camus y Thomas Mann pudieron entender algo que hoy en día muchos politólogos son incapaces de admitir. En 1947, ambos lanzaron una advertencia: la guerra ha terminado, pero el fascismo no fue vencido. Aunque se demore algunas décadas, volverá otra vez. No lo reconoceremos por sus ideas, pues el fascismo no tiene ninguna, pero sí por sus acciones y su política. Una política del resentimiento, el miedo y la ira. Ése es el esqueleto fascista: incitación a la violencia, un vulgar materialismo, un nacionalismo asfixiante, xenofobia, la necesidad de señalar chivos expiatorios, la banalización del arte, el odio por la vida intelectual y una feroz resistencia al cosmopolitismo.

En estos días se presenta en el escenario mundial disfrazado de populismo, haciendo falsas promesas de libertad y grandeza. ¿Cómo podemos detenerlo? ¿Cómo podemos salir de la crisis de civilización de nuestra era, de la cual el fascismo es sólo una manifestación? La respuesta, nos dice el autor de estas consideraciones tempestivas, está en el regreso de la nobleza de espíritu, en la recuperación de los valores universales de verdad, justicia, belleza, compasión y sabiduría. Sólo en estos pilares puede apoyarse una sociedad verdaderamente democrática.

Valoraciones
Evaluaciones de nuestros clientes
  • 0 de 5 estrellas
  • 5 stars
  • 4 stars
  • 3 stars
  • 2 stars
  • 1 stars

Inicia sesión para poder agregar tu propia valoración.